Los 10 mejores consejos para mantener un Mini Cooper

2021-07-09 Por admin

Un modelo que, sin duda, ya forma parte de los coches clásicos de culto es el Mini Cooper.

Cómodos, fiables y un símbolo de estatus, aún se reconocen al instante para todo amante de los coches de calidad.

No obstante, mantener un Mini Cooper no es un asunto sencillo. Así que, nuestros expertos en Chatarricas, te traemos 10 consejos para mantener un Mini Cooper en condiciones óptimas sin romperte la cabeza. ¿Estás listo?

 

  • Utiliza un aceite de motor de calidad

 

El corazón de tu Mini, el motor de alto rendimiento, requiere un fluido adecuado para funcionar de maravilla. El aceite se asegura de lubricar y proteger sus componentes contra el calor y el desgaste.

Debido a su diseño único, para mantener el motor de un Mini Cooper ronroneando como el primer día usa siempre aceite lubricante 20W-50.

 

  • Escoge el tipo correcto de combustible

 

Para mantener un Mini Cooper andando, y que no falle, es importante su combustible: El combustible de alto octanaje le proporciona la potencia que necesita para una aceleración adecuada y un funcionamiento a largo plazo.

El mínimo octanaje para un Mini es de 91 octanos. Aunque te recomendamos 95 octanos para un mayor rendimiento.

Y, por supuesto, el filtro de gasolina adecuado, que hay que cambiar anualmente para que la alimentación del combustible sea la correcta.

 

  • Cuida la transmisión

 

Reemplazar el lubricante es importante para reducir el desgaste de los componentes y así alargar su vida útil. En Chatarricas te aconsejamos sustituirlo cada 50.000 kilómetros.

 

  • Presta atención a los frenos

 

Evita la tentación de darle largas al asunto: Para mantener los frenos del Mini Cooper al día hay que hacerlos revisar cada seis meses… ¡Sin falta! No pongas en riesgo tu vida y la de tus pasajeros además de la posibilidad de algún percance que te haga gastar más dinero del necesario.

 

  • Cuándo llamar a los profesionales

 

Todos hemos querido hacer de manitas alguna vez… ¿A que sí? Bueno, el diseño de un Mini es complicado y la línea entre las cosas que puedes hacer en tu taller de fin de semana y lo que haría un profesional a veces se torna confusa y delgada.

Así que lo mejor es contactar a un especialista en Minis cuando sea conveniente. Te ahorrará más dinero –aunque no lo parezca- y te salvará de grandes dolores de cabeza para mantener tu Mini Cooper para alguna de estas tareas:

  • Reemplazo de la cadena de distribución.
  • Problemas de transmisión.
  • Reconstrucción de motores: En este apartado te sugerimos ver las opciones que hay en nuestra tienda online en cuanto al motor Mini. Así te evitas comprar piezas defectuosas o de mala calidad.

 

Cuidados del Mini Cooper

 

  • Establece una lista de verificación para el inverno

 

El frío es un enemigo para los coches y mantener un Mini Cooper protegido en esta estación no es la excepción, así que toma nota de esto:

  • Ten un juego de neumáticos de invierno por separado y, en cuanto empiece la temporada, colócalos en tu Mini.
  • Verifica la batería: La humedad tiende a descargarlas con mayor frecuencia.
  • Inspeccionar o reemplazar las bujías.
  • Verifica el anticongelante cada vez que salgas con tu Mini.
  • Cambia el aceite y haz una revisión general de rutina.

 

  • Prepárate para el verano

 

Una vez pasado el invierno mantener un Mini Cooper se vuelve más sencillo. No obstante, es momento de visitar la caja de herramientas o un mecánico Mini para alistarte para lo que sigue:

  • Cambiar los neumáticos de invierno por otros para el verano: Aprovecha a equilibrarlos. Estos tienen un diseño más denso para soportar el contacto con el asfalto y el abrasante calor.
  • Inspecciona el radiador: Nada arruina más una tarde de verano que un Mini echando humo por fugas o fisuras en el radiador.
  • Revisa la bomba de agua: Igual que el radiador, ahora el enemigo mortal de tu Mini es el calor, así que mantenerlo aclimatado es importante.

 

  • Reemplaza la bomba del vehículo antes que empiece a fallar

 

Los motores de los Mini Cooper son complejos construidos con aleaciones ligeras muy especiales. Esto sobrealimenta el rendimiento en carretera y está bien, pero los hace muy sensibles al sobrecalentamiento.

Mantener un Mini Cooper enfriado garantiza una vida útil larga. Así que, para lograrlo, supervisa el termostato y la bomba de agua de forma constante. Así como reemplazarlas cada 60.000 km o al menos revisarlas a fondo.

 

  • Atento al sistema de admisión de aire

 

El sistema de admisión de aire es lo que asegura la correcta mezcla de oxígeno con combustible para la carburación y además ayuda a enfriar el motor. Reemplaza el filtro de aire al menos una vez al año y hazle mantenimientos cada 3 meses aspirando los depósitos de carbón para que el aire fluya con libertad.

 

  • Conoce a fondo el modelo de Mini Cooper que tienes

 

Para mantener un Mini Cooper al cien por cien es buena idea que te familiarices con las características de tu modelo específico. Si sabes qué hay bajo tu capó, entonces es más fácil buscar las piezas en nuestra amplia lista.

Si aún tienes inconvenientes para el mantenimiento de un Mini Cooper… ¡Contáctanos! En Chatarricas tenemos todo tipo de repuestos y piezas para Minis 100% originales.