coche clásico seat 600 blanco

Seat 600, Anécdotas y curiosidades de este clásico

2021-09-03 Por admin

“Naciste príncipe y mueres rey”. De esta manera despedían los trabajadores de SEAT con una pancarta, tras la producción del último Seat 600, el 3 de agosto de 1973, a pesar de haber tenido varios rediseños.

La producción diaria del Seat 600 o “Pelotilla”, paso de 150 unidades diarias hasta 300, un año más tarde el plazo de entrega alcanzaba los 6 meses, la demanda del Seat 600 llego a tener una lista de espera de 100.000 coches, equivalente a cuatros años de producción, viéndose obligados a incrementar la plantilla.

 

Dónde nace el Seat 600               

A finales de los años 50, nace en España el primer Seat 600. Para ser exactos, el 27 de mayo de 1957, de la mano del fabricante español SEAT. Dando inicio a un historial que se extendería durante 16 años, hasta 1973, formando parte de la cultura y la sociedad española. El primer 600 que recorrería las calles de muchos países europeos, convirtiéndolos en unos de los coches más seductores y vendidos de su tiempo.

Breve historia del primer Seat 600

En principio, se importaron a España algunas unidades del modelo original italiano, el Fiat 600. Poco después, la fábrica Seat inicia la producción propia sobre la base de este modelo bajo un acuerdo con la empresa italiana Fiat. No sería el primer vehículo fabricado por SEAT, pero sí el más popular. Su incorporación a las carreteras a finales de los años 50, marcó el desarrollo automotor definitivo del país.

El coche Seat 600 forma parte de la cultura española, por ser el automóvil que se estableció en nuestro país a nivel comercial. Las versiones descapotable, comercial, berlina, entre otras, completan la gama de un modelo del que, en sus 16 años de producción, se llegaron a fabricar casi un total de 800.000 unidades.

clásico seat 600

Las cualidades de un 600

Los primeros Seat 600 de producción contaban con:

  •         Dos puertas que se abrían en sentido contrario a los habituales. Tenían una apertura en contra del viento, popularmente conocidas como “suicidas”, que facilitaban el acceso al coche.
  •         A su vez, el motor se encontraba en la parte de atrás, donde normalmente estaba el maletero, en el que almacena la llanta de refacción y el tanque de combustible. Una característica inusual en esta época.
  •         El coche Seat 600 cuenta con suspensión delantera independiente y amortiguadores telescópicos, frenos de tambor en las cuatro ruedas y su tracción es trasera. Además, el consumo de combustible le permite una autonomía de 400 kilómetros y unos consumos de 8Lts a los 100 Kilómetros.

Cualidades estéticas que se mantendrían durante los nuevos modelos de Seat 600.

Motor Seat 600, una máquina duradera                                                                                                     

El Seat 600 tuvo variedad de modelos, pero siempre conservando su diseño, que lo hizo único desde su nacimiento en 1957. El motor de este vehículo tuvo ciertas modificaciones a lo largo de sus 16 años y sus diferentes modelos.

El primer Seat 600 contaba con un motor a gasolina, NO 86 de cuatro cilindros colocados en línea, de 633 centímetros cúbicos, que le proporcionaba una potencia de 21,5 caballos, los que le permitían llegar a alcanzar una velocidad máxima de 95 Kilómetros por hora.

Para el modelo D y E Seat 600 se aumentó la capacidad del motor a los 767 centímetros cúbicos de 25 caballos, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 108 Kilómetros por hora. Para el modelo Seat 600L contaba con un motor 86 a gasolina de 767 centímetros cúbicos de 29 caballos, que alcanzaba una velocidad poco mayor a los modelos anteriores alcanzando una velocidad de 115 Kilómetros por hora.

 El seductor Seat 600 interior

El Seat 600 significó para muchas personas y familias todo un “sueño”. Aquellos que pudieron adquirir uno, saborearon el poder disfrutar del tiempo libre de otra manera, la posibilidad de salir los fines de semana de excursión, viajes a la playa, al campo o montaña. Un mecanismo de transporte que permitía a las familias españolas poder desplazarse con libertad y confort, haciendo irresistible al seductor Seat 600.

El Seat 600 interior era algo reducido, contaba con 4 plazas con tapicería de tela tipo “pata de gallo”, para que pudiese viajar toda la familia en él, de manera cómoda.

 

Otras curiosidades de estos coches años 60

Los Seat 600, en sus comienzos, poseían puertas con apertura de adelante hacia atrás, como ya hemos mencionado, y así continuaron en el modelo D y el modelo E, que se fabricó en 1969, donde cambiaron la apertura de sus puertas de atrás hacia adelante. 

Mantener estos coches es una tarea difícil al igual que encontrar repuestos y recambios para estos autos, tanto accesorios exteriores como interiores, adhesivos, alimentación, cables, carrocería y bombillas, etc. Los recambios Seat 600 son fáciles de adquirir si encuentras el lugar perfecto y para comprar todo lo que necesitas de autos clásicos de los 60. Pero en Chatarricas lo tenemos todo para los fans de este pequeño gran clásico.