mini-cooper-cine

Los 10 coches clásicos más míticos del cine

2022-03-11 Por admin

Hay una gran variedad de coches míticos que han aparecido casualmente en películas y con el tiempo se han convertido en verdaderas joyas, porque todo el mundo los relaciona con los personajes tan carismáticos que los conducen.

Los coches míticos de películas tienen un aura especial que les aporta un valor único, un valor simbólico que no se puede conseguir si no es con toda la historia que acompaña a la película que los hizo famosos.

Curiosamente, los coches clásicos míticos de las películas no suelen ser escogidos por ninguna razón en especial. En la mayoría de casos los directores no sabían que la película iba a ser un éxito, y los coches se escogían al azar. En otros casos estos coches tenían algo que ver con el personaje, pero por lo general la fama viene posteriormente de forma totalmente imprevista.

Si quieres conocer la lista de los automóviles de película más famosos, aquí tienes los 10 coches míticos del cine más famosos.

Aston Martin DB5 en James Bond ‘Goldfinger’

Cualquier amante del cine clásico sabe que el Aston Martin de James Bond es un requisito fundamental para que la película funcione.

Para el agente 007 no valía cualquier coche, y los productores decidieron que el Aston Martin tenía toda la elegancia, el lujo y el atractivo que necesitaba el personaje.

El modelo de Aston Martin DB5 es el que aparece en la película de Goldfinger, que fue sin duda la que lo lanzó a la fama.

Fiat 500 en Cars

Aunque se trata de una película de animación, la saga Cars son películas de culto para cualquier amante de los coches clásicos.

En ellas podemos ver distintos modelos como el Porsche 911 Serie 996 en Sally o como Luigi, el simpático distribuidor de neumáticos y gran aficionado al automovilismo, es un Fiat 500 amarillo del año 58. También encontramos algunos diseños inspirados en la International L-170, aunque con evidente influencia de las Chevrolet Cameo del 55 y la posterior 3800, del 56.

Ford Gran Torino Sport en la mítica Gran Torino

Hay películas que giran en torno a un coche, y es el caso de la galardonada Gran Torino, de Clint Eastwood.

El Ford Gran Torino Sport que da nombre a la película tiene un carisma peculiar. Es un coche clásico, algo anticuado, pero con una potencia y un cuerpo que realmente imponen, como el personaje de Eastwood en la película. Una elección excelente para un filme de gran calidad, donde un coche es algo más que un simple automóvil, convirtiéndose en el motor de la trama.

Citröen 2 CV en Sor Citröen

En el cine español tampoco faltan los coches clásicos, y un ejemplo claro es la película y el coche de Sor Citröen, la monja más moderna de su tiempo.

Un coche en una película clásica puede ser un mero decorado o puede tener un significado mucho más profundo. En este caso la elección del Citröen 2 CV no podía haber sido más acertada, pues aporta al personaje todo lo necesario para que la película funcione.

citroen 2cv en el cine

Ford Thunderbird de Thelma y Louise

Hay muchos Ford de película, pero si hay uno famoso por excelencia es el Ford Thunderbird 1966 de la película Thelma y Louise.

Esta joya de la automoción es la que acompaña a la atrevida pareja en su viaje por carretera a lo largo de toda la cinta, y aunque para muchos pueda pasar desapercibido, está claro que la película no sería la misma sin este Ford.

Seat 600 en Ya tenemos coche

Esta película española de 1958 cuenta la historia de un cabeza de familia al que le conceden un vehículo que solicitó hace años. Don José vive en su hogar como un auténtico rey y su esposa e hijos viven por y para él. El mayor problema lo tiene con su suegra, típica metomentodo que siempre quiere tener la última palabra.

Un día José decide hacerse con un coche, pero para poder adquirirlo necesita vender su colección de sellos y cumplir con las condiciones de la suegra. El coche no era otro que el famoso Seat 600.

Plymouth Valiant 1971 en El Diablo Sobre Ruedas

En El Diablo sobre ruedas, una película de los años 70, hay una intensa persecución que pone los pelos de punta a cualquiera. Las escenas de esta película, que transcurre casi al completo con el personaje dentro del coche, se rodaron con un Plymouth Valiant 1971, un modelo que permitió grabar una gran cantidad de kilómetros ofreciendo una película de automoción inigualable.

Renault 4 en la película 4 latas

Se trata de una comedia española de viajes en la que el modelo Renault 4 se convierte en auténtico protagonista de la película. En ella podremos ver una muestra de la rudeza que definió a este modelo de Renault. No en vano, la historia gira en torno a un viaje donde los personajes cruzan el desierto del Sahara a bordo del R4 con destino a Mali.

Renault 4 latas

DeLorean DMC-12 en Regreso al Futuro

¿Quién no reconoce de inmediato el DeLorean DMC-12 de Regreso al Futuro? Es un coche tan carismático que es imposible olvidarse de él: con un diseño futurista, puertas estilo alas de pájaro y la posibilidad de viajar en el tiempo… aunque esto solo en la película, claro. Aunque la elección fue casi de casualidad, no podían haber escogido un automóvil que pegase mejor a la película.

MINI Cooper en Las vacaciones de Mr Bean

Para terminar esta lista de coches míticos del cine no podíamos dejar de mencionar Las vacaciones de Mr Bean, uno de los films más divertidos que se pueden encontrar en el cine clásico.

Y es que, si mencionamos coches clásicos de películas, no podía faltar el Mini Cooper de Mr Bean: un coche pequeño, manejable, pero a la vez versátil y divertido, que permite que el personaje se desenvuelva correctamente y utilice todo lo de su interior (¡hasta el mechero!) para hacernos reír a carcajadas.