fiat panda giugiaro

Giugiaro y el Fiat Panda: el sueño de una noche de verano

2022-04-18 Por admin

Todos los amantes de los coches clásicos conocen ya el Fiat Panda de Giugiaro nada más verlo, porque tiene un diseño muy peculiar que lo hace destacar a simple vista. Pero, ¿conoces la historia que hay detrás de este modelo de Fiat?

Hay muchas formas de disfrutar de un coche clásico: coleccionándolo, conduciéndolo, admirando su acabado, su interior, su mecánica… pero no hay nada mejor que adentrarse un poco en la historia y la evolución de un modelo.

¿Cómo nació la idea del Fiat Panda? ¿Por qué tiene el diseño que tiene? ¿Qué modelos fueron después de él y cómo ha cambiado con el paso de los años?

Si quieres convertirte en un verdadero amante del coche clásico y quieres conocer algo más del Panda y de Giorgetto Giugiaro, aquí te lo contamos todo con detalle.

Fiat y Giorgetto Giugiaro: el comienzo de una relación histórica

Como sucede tantas veces a lo largo de la historia, un verdadero clásico nace casi sin pensarlo ni planearlo, por casualidad. La relación del Fiat Panda y Giugiaro es así, casual y fugaz, pero intensa.

Giugiaro, el famoso diseñador de vehículos, recibió el encargo de Fiat para crear un nuevo modelo mientras se encontraba de vacaciones de verano en Cerdeña. Los grandes genios nunca descansan, así que se puso manos a la obra y se ajustó a un tiempo muy limitado para sacar rápidamente, y en pocas semanas, el diseño del Fiat Panda que tenía que hacerle la competencia a los modelos alemanes y franceses como el Citröen 2CV. Pero había una condición: tenía que ser barato de fabricar.

El Fiat de Giugiaro cumple con todos estos requisitos a la perfección: simple de construir, sencillo de diseñar, fácil de conducir y de apreciar por un gran público, y además muy barato de fabricar. ¿Quién podía imaginar que con el tiempo se convertiría en la joya clásica que es hoy en día?

Fiat Panda (1980)

Aunque a España llega como el SEAT Panda, una adaptación posible gracias a que la fábrica española se encontraba bajo el control de la marca italiana, la idea del Fiat Panda ya se había fraguado años antes.

En 1980 se estrena este Fiat design Panda en el Hotel Hilton de París, donde se da a conocer al mundo el modelo que después sería un clásico entre los clásicos, y que crearía amantes a lo largo de todo el mundo gracias a su diseño sencillo y compacto.

Fiat Uno (1983)

Siguiendo de cerca a este modelo encontramos la siguiente idea de Giorgetto Giugiaro, el Fiat Uno, que nace en 1983 con un diseño similar al Panda. Compacto, rectilíneo y sencillo, aunque algo más grande y con apariencia más sólida y potente.

La idea era despejar dudas sobre las posibilidades reales y prácticas de Fiat, que en algunas ocasiones había quedado relegada a una marca para coches baratos pero sin muchos recursos. El Fiat Uno sería el primero de una larga serie de coches que demostrarían el verdadero poderío del sello italiano.

Fiat croma de frente

Fiat Croma (1985)

Los tiempos avanzan y el mercado se tiene que adaptar a ellos. El Fiat Croma de Giugiaro es otra de esas genialidades que permiten distinguir la mente de un genio de la del resto de personas.

Con el Fiat Croma se consiguió escapar un poco del aspecto demasiado recto y pesado del Fiat Panda original, algo que se adaptó perfectamente al público de los años 80, que a mitad de la década ya buscaba un modelo más suave y ligero, aprovechando el buen estado de salud económica del país, que permitía gastar algo más en la fabricación y el diseño.

Fiat Punto (1993)

El “design” de Giugiaro del Fiat Punto es otro de los grandes aciertos inesperados. Aún a día de hoy, el Fiat Punto se sigue viendo como un coche de calidad media-baja, pero la verdad es que en su momento fue una pieza clave para adaptar el modelo algo ya anticuado del Fiat Croma a los gustos de la gente de los 90, que con el cambio generacional tenía ya otra mentalidad completamente distinta.

El diseño de Giorgetto Giugiaro del Fiat Punto permitió a la marca italiana salir del paso y seguir con el número de ventas necesario para poder continuar funcionando durante esta década, desembocando por fin en el último modelo de la serie.

Fiat Palio/Siena (2001)

Ahora sí, ya del estilo de los 2000, el Fiat Palio o Fiat Siena fue la forma definitiva de todas las que habían ido sustituyendo sucesivamente al Fiat Panda.

Para la idea original de Giugiaro, el Fiat Punto era una necesidad comercial, pero en el Fiat Palio o Siena se aprecia una mayor libertad creadora. Las líneas rectas y el estilo compacto y de boceto que se había utilizado originalmente en el Panda se han suavizado ya al completo, logrando un vehículo familiar en toda regla, perfecto para un público modernizado que ya considera el Fiat Panda como una reliquia del pasado que se debe guardar y cuidar como una pieza de colección.