La ITV no tiene que ser un problema para tu coche clásico

Cómo pasar la ITV con tu coche clásico

2020-12-17 Por admin

Tienes una gran pasión por los coches clásicos e históricos. Tanto si deseas hacerte con uno o ya tienes uno, es importante conocer todos los datos necesarios sobre la ITV en este tipo de vehículos. Descubre cómo pasar la ITV de los coches clásicos, todo lo que necesitas saber los requisitos que van a observar de tu automóvil.

Quizás te pueda interesar:

El stock de recambios para clásicos de Chatarricas

Cómo leer un neumático

Cuándo pasar la ITV en coches clásicos

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es fundamental a la hora de determinar la seguridad de todos los automóviles que circulan, y en especial en los coches clásicos y coches históricos. La frecuencia de la periodicidad de las inspecciones técnicas es un aspecto clave. Es importante no confundir un coche clásico con uno histórico, pues los requisitos para pasar la ITV son distintos. 

La frecuencia de inspección se establece en el Artículo 6 del Real Decreto 1042/1994, de 14 de octubre. Lo más importante que debes tener en cuenta es que la antigüedad de los vehículos se debe calcular a partir de la fecha de primera matriculación. Por lo tanto, presta atención a la matrícula histórica de tu coche. Si un vehículo tiene más de 25 años y cumple con una serie de requisitos puede adquirir el calificativo de clásico. En la ITV los automóviles con 10 años de antigüedad deben pasarla cada año.

Es decir, la ITV para coches de más de 25 años, como los clásicos, deben hacerlo una vez al año, con la única excepción de que en el informe se indique otra periodicidad. La ITV de vehículos históricos no es obligatoria todos los años. Lo mínimo es cada 2 años, aunque esto puede ser distinto en función de la edad del coche, puede ser cada 3 o 4 años. La razón de esto es que este tipo de automóviles no recorren muchos kilómetros al año y no están expuestos al continuo desgaste de circular por carretera.

En definitiva, la ITV en coches de 30 años es cada 2 años mínimo, mientras que en los coches de más de 25 años es necesaria realizarla cada año. En los vehículos de más antigüedad esto es lo que debes saber:

  • Los automóviles de hasta 40 años de antigüedad, la frecuencia es bienal. 
  • Los coches con una antigüedad de 40 a 45 años, la inspección es trienal.
  • En los vehículos con más de 45 años, la ITV es cuatrienal.

Como puedes comprobar, ser dueño de un coche clásico o histórico tiene sus beneficios y ventajas, en especial en lo referente a cómo pasar la ITV con tu coche clásico ya que la frecuencia con la que ha de realizarse es inferior que en el resto de automóviles. Además de tener seguros más económicos e incluso están exentos de pagar el impuesto de circulación.

La ITV es sencilla, te lo explicamos todo en este post

Requisitos para pasar la ITV de coches clásicos o históricos

Es importante conocer todo lo que van a mirar en la ITV de vehículos históricos y clásicos, estas son todas las fases que vas a tener que superar:

  • Datos

Al llegar a la estación de la ITV debes dirigirte a las oficinas con la documentación necesaria del automóvil para proceder a la toma de datos. Para ello, debes tener en regla y llevar contigo lo siguiente: tarjeta de la inspección técnica de vehículos, permiso de circulación y un recibo en vigor del seguro obligatorio de circulación.

  • Realización de inspección

En este proceso se realiza la verificación de distintos puntos y partes del vehículo, todos ellos vienen recogidos en el “Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones de ITV”, elaborado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

  • Identificación del coche clásico. Comprobar los datos de la documentación aportada, las placas de la matrícula y el número de bastidor.
  • Acondicionamiento exterior e interior del coche. Se inspecciona el estado de conservación de todos los elementos interiores, como el cinturón de seguridad o los asientos, además de los elementos exteriores, desde los retrovisores, puertas o limpiaparabrisas.
  • Señalización. Inspección del correcto funcionamiento del alumbrado del coche clásico y de toda la señalización.
  • Eficacia de los frenos, de la dirección y suspensión. Otro de los requisitos de la ITV en coches clásicos e históricos más importantes es la comprobación de la eficacia y equilibrado de los frenos. Además, se revisará el estado de la suspensión y dirección para garantizar una buena conducción.
  • Emisión de contaminantes. Comprobar que no se superan los límites de contaminación establecidos por las directivas europeas, esto se medirá según el tipo de combustible del vehículo.

Ahora ya conoces cómo pasar la ITV con tu coche clásico, desde cuándo pasarla según el tipo de vehículo, los requisitos y todos los aspectos básicos para una buena experiencia. Un paso esencial para poder seguir disfrutando de tu gran aliado.