Cómo restaurar la carrocería de un coche clásico

Cómo restaurar la carrocería de un coche clásico

2021-02-26 Por admin

Los aspectos técnicos del automóvil son importantes, de ellos va a depender que puedas conducir con tu joya clásica, pero seguro que quieres que tenga un aspecto perfecto e idéntico al original. Esto depende de una excelente carrocería que esté cuidada al detalle.

Descubre cómo restaurar la carrocería de un coche clásico, los consejos prácticos que necesitas para ayudarte a conseguirlo paso a paso. Lograrás que, al pasar, todos se giren a mirar tu clásico.

Pasos para restaurar la carrocería de un coche clásico

La puesta en marcha de un vehículo clásico puede ser una manera fantástica de revivir una parte de la historia del automóvil, especialmente si has encontrado tu modelo soñado, aunque necesite un poco de atención adicional. 

Desde los aspectos técnicos, como el motor, hasta una tapicería igual que la del original, pero ¿qué pasa con el aspecto externo del vehículo?

Restaurar la chapa y pintura de un coche clásico es una de las tareas más importantes para poner a punto tu automóvil, es lo que le proporcionará el aspecto original del vehículo. Por lo tanto, saber cómo restaurar un auto clásico no solo consiste en la parte técnica, sino también en el aspecto.

Tanto si quieres encargarte tú mismo del proceso de restauración, como si prefieres acudir a un taller especializado de coches clásicos, como el de Chatarricas, conocer los pasos que se deben realizar para mejorar el aspecto de la carrocería del coche clásico es esencial. 

De hecho, una de las mayores tareas con las que probablemente te encontrarás durante cualquier proyecto de restauración es la carrocería. Además de tener que lidiar con la variedad habitual de abolladuras y rayones, es muy probable que las áreas más vulnerables del vehículo clásico sean víctimas de la corrosión.

Echa un vistazo a los mejores tips y consejos sobre cómo reparar la pintura del coche clásico para conseguir una restauración completa de tu vehículo.

Lava la carrocería del coche 

Si hay un problema que comparten la mayoría de los autos clásicos, es la pintura y la carrocería dañadas. Incluso si han sido bien cuidados, tienen una tendencia a desarrollar pintura descolorida, así como daños en forma de manchas de óxido o suciedad.

Por ello, el primer paso que debes realizar es lavar bien el exterior del coche, esto te ayudará a valorar el estado real de la chapa. Es recomendable desmontar las piezas accesorias como el paragolpes trasero y delantero, espejos o retrovisores para una limpieza a fondo. En definitiva, todos aquellos accesorios que puedan suponer una molestia durante el proceso de restauración.

Restaurar las abolladuras y golpes del coche clásico

El siguiente paso tras limpiar la carrocería, y haber retirado las piezas accesorias, es el turno de uno de los momentos clave para la restauración: eliminar golpes y abolladuras

Debes eliminar todas las deformaciones de la chapa, al menos las más marcadas. Es recomendable intentar arreglar las máximas posibles, evitando sustituir las piezas para ser fiel al coche original

Además, esta sustitución de recambios originales para coches clásicos puede suponer un aumento en el presupuesto y tardar más tiempo debido a lo complicado que puede resultar a veces.

Para esta parte es necesario utilizar herramientas y técnicas específicas, como la aplicación de calor, el martillo de inercia, la lima o el tas. El más utilizado es el martillo con el tas, siendo necesario golpear con suavidad sobre las crestas de la fisura.

El objetivo principal de este paso es nivelar la chapa y, en caso de que existan, localizar las piezas más afectadas y proceder a su reparación.

Restaurar la carrocería de un coche clásico

Lijar la carrocería y aplicación de masilla

Es momento del lijado, uno de los pasos más laboriosos de todos. Debes encontrar todas las irregularidades, aquellas que el sellado y la pintura no puedan igualar. Para eliminarlas es necesario lijar la superficie y aplicar masilla de poliéster una y otra vez, hasta conseguir el aspecto original del coche clásico.

Recuerda: no solo debe ser uniforme a la vista, sino también al tacto. Una vez realizado este minucioso paso, es hora de pasar al siguiente.

Sellado y pintura

Al corregir todas las imperfecciones de la superficie de la chapa se debe aplicar una capa de sellado para rellenar los poros y proporcionar una superficie apta para comenzar a pintar. Es importante que antes de aplicar el sellado se utilice cinta de carrocero para las juntas, gomas y cristales. 

Una vez hecho esto, para conseguir un aspecto impecable es momento de aplicar la pintura, pero es necesario saber cómo reparar la pintura del coche de forma correcta. Este paso es recomendable confiarlo a expertos para garantizar que la carrocería reciba el color exacto al del coche original. Además, es importante aplicar bien la pintura en los bajos del coche clásico.

Ahora ya sabes cómo restaurar la carrocería de un coche clásico. Todos lo pasos necesarios para conseguir que tu vehículo luzca espectacular, fiel a su diseño y aspecto original.