El Fiat Panda de Carlos Sainz

Fiat Panda: mítico coche de la carrera deportiva de Carlos Sainz

2021-06-25 Por admin

Carlos Sainz fue el primer español en ganar el Mundial de Rallys, proclamándose campeón en los años 1990 y 1992, incluso triunfó tres veces en el Dakar. El piloto solo necesita un coche que tenga cuatro ruedas para cruzar la meta gracias a su destreza al volante, pero ¿con qué coche comenzó su larga trayectoria de trofeos? El Fiat Panda sería el primer coche que lo llevaría al podio.

Un recorrido por el Fiat Panda, el mítico coche de la carrera deportiva de Carlos Sainz (padre). Toda la información técnica sobre el automóvil, convertido en uno de los coches clásicos más queridos de la historia.

Fiat Panda, el primer coche de Carlos Sainz (padre)

Carlos Sainz, conocido como “el Matador”, lleva ganando carreras desde el Campeonato Nacional Seat Panda en el año 1981. Pocos saben que Carlos Sainz, el campeón mundial de Rallys comenzó su andadura deportiva como piloto oficial con un modesto Seat Panda. 

Ese año ganó junto a Juanjo Lacalle, su primer copiloto, el Campeonato Nacional Seat Panda. En aquel entonces se utilizaban coches de serie, un vehículo que era utilizado por la sociedad de la época en el día a día. 

En 1982 repitió el triunfo conduciendo el Panda grupo 2. Este fue el principio de una leyenda que se convirtió en un mito de los rallies. 

Carlos Sainz en la carrera deportiva con el Fiat Panda

 

Aspectos técnicos e historia del Fiat Panda

El FIAT Panda nace en 1980 diseñado por Giorgetto Giurgiaro, este automóvil fue comercializado en España con pequeñas modificaciones bajo la marca SEAT. La versión española fue el SEAT Panda puesto que la marca tenía licencia de fabricar modelos Fiat en el país.

Concebido para ser económico, siendo un vehículo robusto y ligero, pero sin perder funcionalidad. Los interiores sorprendieron por la modernidad, rompiendo con cualquier esquema anterior, siendo una de sus mayores fortalezas que los asientos delanteros y traseros podían transformarse en una cama.

Destacaba por ser un coche pequeño y muy ligero, un aspecto clave para un consumo bajo. Esta ligereza hizo que fuese un coche muy utilizado, no solo en el día a día, sino también para el mundo de rally. 

Gracias a sus características era un vehículo muy solicitado entre los jóvenes pilotos españoles. Es por ello por lo que la firma española organizó su propio trofeo monomarca, conocido como la “Copa Panda” en 1981. Este primer campeonato fue ganado por Carlos Sainz, comenzando así su larga trayectoria y amplia colección de trofeos.

La amplia versatilidad del SEAT Panda hizo que este vehículo pasase a la historia siendo uno de los coches clásicos más míticos. 

En la actualidad, aún son muchos los amantes del automóvil que lo conducen gracias a un buen mantenimiento y al uso de recambios originales Panda. Tanto es así que Carlos Sainz volvió a conducirlo en 2014 gracias a que Seat Historical volvió a poner a punto su modelo para volver a los orígenes del famoso piloto.

Coches con los que Carlos Sainz fue campeón

Tras el triunfo consecutivo en la Copa Panda, Sainz participó en la Copa Nacional Renault Iniciación en el año 1982 y 1983. El coche utilizado fue el antecesor del Renault 4, un Renault 5 que le ayudo a ir al Campeonato de España de Rallyes.

En 1987 y 1988 se declara campeón de España de Rallys con un Ford Fiesta RS Cosworth, primero con Antonio Boto a su lado y después con Luis Moya. Los dos títulos como campeón del Mundo de Rallys llegaron con el Toyota Celica, con dos versiones distintas, el  GT-Four ST165 y el Celica 4WD.

En 2006 realiza su primer Dakar, conduciendo un Volkswagen RT05, siendo un año más tarde cuando levanta el título como Campeón del Mundo de Rallyes Cross Country de la FIA. En 2008 conducía un Peugeot 3008 DKR MAXI, es entonces cuando obtiene el título de campeón del Dakar, edición en la que además consigue dos triunfos de etapa.

El último Dakar donde consiguió ser el campeón fue en 2020 pilotando un Mini JCW Buggy. 

Ahora ya conoces el recorrido de Carlos Sainz y los coches más importantes que marcaron su trayectoria profesional. El Fiat Panda fue el comienzo de “El Matador”, convertido ahora en uno de los coches clásicos más conocidos de la historia del automotor.