Citroen 2CV azul

La historia del Citroen 2CV: icono de los coches clásicos

2021-06-17 Por admin

El Citroën 2CV es uno de los coches clásicos más icónicos de la historia. Fue el vehículo con una producción más larga jamás construido por Citroën que se convirtió en el coche francés más querido. De hecho, ayudó a reconstruir Francia tras la II Guerra Mundial.

Disfruta de un recorrido por la historia del Citroën 2CV, desde sus inicios hasta la popularidad que aún tiene en la actualidad. Un icono del siglo XX que se ha convertido en leyenda.

Los inicios del Citroën 2CV y su relación con la II Guerra Mundial

Cuenta la leyenda que la idea que se convertiría en el Citroën 2CV se sembró en la mente del vicepresidente y jefe de Ingeniería y Diseño de Citroën, Pierre-Jules Boulanger, una tarde lluviosa cuando, mientras conducía por un estrecho camino francés se encontró atrapado detrás de un caballo y un carro de un granjero que se movía tirado por un caballo.

De ahí su nombre, 2CV, literalmente “dos caballos”, en francés deux chevaux vapeur.

Boulanger comenzó a pensar como un fabricante de automóviles y se preguntó: “¿Por qué no ofrecer a la población rural un mejor modo de transporte?” No tenía por qué ser elegante, pero tenía que ser barato: y tenía que hacer las cosas que los agricultores necesitaban en su día a día.

A pesar de que el enorme proyecto de Citroen se completó en gran medida antes del estallido de la II Guerra Mundial, el debut del 2CV se archivó durante casi una década. De hecho, sus 250 unidades que ya estaban aprobadas para su comercialización en 1939 tuvieron que ser desmontadas o escondidas en sótanos en distintas partes de Francia.

Durante el inicio de la guerra, la fábrica de producción del 2CV comenzó a fabricar tanques Renault obligados por los nazis. Los alemanes ofrecieron a Boulanger un intercambio: los planos del 2CV a cambio del origen del Volkswagen Escarabajo, aunque este declinó la oferta. Fue tal la molestia que ocasionó el diseñador que oficialmente fue etiquetado como “enemigo del Reich”.

Lanzamiento al mercado del Citroën 2CV

El proyecto del 2CV emergió en los años de la posguerra durante una época en que los carros tirados por caballos habían regresado efectivamente a los niveles de la década de 1920. El equipo de diseño se refiere al proyecto del automóvil como TPV, que significa “Toute Petite Voiture”, en español traducido como “Automóvil muy pequeño”.

En octubre de 1948 se presenta el Citroen 2CV en París, aunque la acogida en la prensa fue negativa las ventas comenzaron a subir poco a poco pues demostró estar alineado con el momento de la época. Además, la marca disponía de poco acero, puesto que la mayor parte era destinado a Renault por orden del Gobierno.

Esto hizo que los plazos de entrega fuesen muy elevados, entre tres y cinco años, por lo tanto, las unidades de segunda mano alcanzaron precios muy elevados. Se convirtió instantáneamente en un símbolo de movilidad asequible en un momento en que Francia todavía estaba recuperándose de las heridas de la posguerra.

Este pequeño automóvil permitió que continuaran los medios de vida y prosperaran los negocios rurales. Era económico y sencillo de arreglar los fallos por cualquier mecánico de una zona rural.

Modelos Citroen 2CV

Recorrido por los aspectos técnicos del Citroen 2CV

El Citroën 2CV era conocido por su sencillez y minimalismo, pero a pesar de ser un automóvil simple, en realidad tiene una ingeniería de lo más interesante.

Originalmente, los 2CV tenían un motor de dos cilindros de 375 cc refrigerado por aire que producía un total de 9 CV. Más tarde, las actualizaciones le proporcionaron 14 CV y 16 a principios de la década de 1960. Finalmente alcanzaron un pico de 33 CV con un motor de 602 cc en los 70.

En 1951 lanza la versión furgoneta con una mejora en la calidad de fabricación gracias a la automatización. Tres años más tarde llega el “tipo AZ” con una mejora en el motor y potencia. En 1956 se lanza el AZ Lujo que incorpora el limpiaparabrisas con resistencia de descongelación, amperímetro iluminado junto con otras mejoras técnicas y de carrocería.

Durante el año 1958 llega el modelo Sahara con una tracción a las cuatro ruedas, una rueda de repuesto sobre el capó del motor y un segundo motor.

La mejor época del 2CV llega en la década de los 60 debido al lanzamiento de nuevos modelos que le permitirán coger poder en el mercado. Desde el AZA, AZAM con nueva suspensión con reducción de balanceo, el AZAM Export con nuevo panel de instrumentos hasta el 2CV 4 y el 2CV 6.

Todos estos modelos fueron un éxito para Citroen 2 CV, pero en 1988 las limitaciones con las normativas medioambientales y de seguridad hacen que la producción se detenga tras cuatro décadas de duración.

Ahora ya conoces toda la historia del Citroën 2CV, todo un éxito en su época y uno de los coches clásicos más icónicos.

Conocido por su austeridad y sencillo mantenimiento, tanto es así, que aún son muchos los amantes del automotor que lo conduce. Tan solo es necesario utilizar recambios de Citroen 2CV originales para garantizar su correcto mantenimiento.